domingo, 18 de junio de 2017

La Luna

Había una vez un niño muy pequeño. Tan pequeño que cabía en la mano de cualquier persona. Ese niño cada noche, cuando ya todo era oscuridad y silencio y la ciudad dormía, salía, se sentaba en la arena y observaba a la luna. 
La luna no siempre aparecía, ni se veía igual. Había noches que brillaba y se hacía notar. En cambio, otras veces dejaba la noche muy oscura, a más no poder. 
Un día, se percató del poder que tenía ella sobre él: lo relajaba o lo alteraba. Fue entonces cuando dijo:
- Eres el amor tóxico perfecto; cuando más grande estás, más te deseo, pero más daño me haces. Cuando no estás, mejor me siento, pero te extraño.

La luna, así como influye a la marea, también nos influye a nosotros. 

domingo, 7 de mayo de 2017

Tímida.

La niña tímida que vivía dentro de una bola de cristal está aprendiendo a chillar. Quiere salir, que el mundo la escuche y ver mundo. Con cada grito que da, la bola se va rompiendo cada vez más. Ya no es ninguna niña. Vivía con miedo a ser ella misma, pero ahora está dispuesta a que todos sepan cómo es. Está preparada para enfrentar cada palabra, acto, decepción...Ahora sabe que es lo que quiere de su vida y hará lo posible para lograrlo.

¿La niña tímida? Conseguirá que nadie la llame así.

viernes, 7 de abril de 2017

Me enamoré.

Y me enamoré.
Me enamoré de su sonrisa.
Del remolino de su pelo.
De su mirada pensativa.
De sus manos.
De su forma de ser conmigo.
De sus gustos, tan diferentes de los míos.
Y le fui fiel.
Hasta el último momento.
Hasta que decidió alejarse de mí.
Hasta que su amor se apagó.
Me enamoré y sufrí lo que nunca hubiera imaginado que se puede sufrir por amor.

miércoles, 4 de enero de 2017

¿Morir para llegar al paraíso?

Paraíso, ese lugar que es perfecto para nosotros, que parece hecho a nuestra medida. Donde podemos ser nosotros mismos. 
¿Qué dónde se encuentra? En cualquier lado, solo tienes que buscar. Viaja donde quieras, donde sea, sal de tu pequeña burbuja, de tu zona de confort. Viaja y encontraras tu propio paraíso.
Cada persona tiene el suyo, puede que el de  más gente esté en el mismo lugar que tú o puede que el suyo sea en el otro extremo del mundo.
Búscalo, viaja y encuéntralo. 
Mi pequeño paraíso: Menorca