viernes, 3 de septiembre de 2010

Efectivamente (anuncio coca.cola!!)

-¿Sí? ¿Dígame?
- Mamá, soy yo.
- Hola hija, ¿qué pasa?
- Pues nada, que, verás, yo... llevaba todo el día estudiando en la biblioteca, y... me levanto un minuto a tomar algo, y de pronto aparece... aparece la profesora de matemáticas avanzadas, una que es tremenda... Y nada que me dice que mi cara le suena de clase... es que yo a su clase voy fijo.
- Ya...
- Resulta que va a haber un examen de integrales diferenciales, para subir nota... Bueno no es un examen exactamente. Es... como una maratón, éso, como una maratón! que va a durar todo el día... importantísimo porque la nota influye sobre la nota final, y yo creo que tengo muchas posibilidades en serio mamá.
- Claro hija.
- Y debo quedarme toda la noche estudiando, allí, en la biblioteca, que la van a dejar abierta para la ocasión sabes Así que no te preocupes, que es por mi bien! Llegaré muy tarde, pero tú tranquila eh...
- Vale.
- Adiós mamá.
[…]
- ¿Quién era?
- La niña, que se ha enamorado.